El poder de las redes sociales en la oncología radioterápica extremeña

Radiofísicos y oncólogos radioterápicos de Extremadura llevamos tiempo demandando mejoras en los equipos de radioterapia de nuestra comunidad autónoma, tanto en número de unidades como en la actualización en la tecnología.

Obviamente, nadie entre el público general ni los políticos en particular sabe de nuestras penurias, así pues dar a conocer nuestras carencias y nuestro deseo de estar en la primera división de la asistencia oncológica por medio de las redes sociales, resultó un impulso natural y no concertado, pero confluente como se verá, de físicos y médicos.

Cuando nació Desayuno con Fotones dos de los primeros posts publicados corrieron a cargo de Pedro Mancha (@pedrojmancha) radiofísico en el Hospital Infanta Cristina de Badajoz, quien durante un periodo de paro forzoso tuvo la paciencia de bucear, armar y editar los datos referentes a radioterapia externa y braquiterapia ubicados en páginas del Ministerio de Sanidad y las actas de inspección del Consejo de Seguridad Nuclear.

Los resultados eran demoledores. Pasamos por ser el farolillo rojo de España: número insuficiente de unidades, tecnología de los años 90 y ningún equipo de braquiterapia, ni público ni privado. Nada nuevo bajo el sol, pero ahora ya los datos eran (literalmente) del dominio mundial .

Por mi parte, uno de los motivos por los que abrí la cuenta de twitter fue por protestar (que no por quejarme, que hay una diferencia, ojo) sobre la situación a la que la Sanidad estaba siendo sometida por culpa de la crisis. Mis tuits desde el inicio tuvieron un apartado en este sentido. Mi cuenta (@joaquinjcabrera) fue haciéndose popular (no salía de mi asombro cuando rebasé los 20 seguidores y jamás pensé en que llegaría a tener más de 600 y subiendo). A las trinos-protestas con el pajarito azul se incorporaron también otros componentes del servicio, Pedro Mancha (@pedrojmancha), Juan Quirós (@kiriki221), Manuel Castillo (@jarilla66) y Pedro Almendral (@palmend)

Sé por fuentes bien informadas (como dicen los periodistas) que tanto los datos de los posts en Desayuno con Fotones, como los tuits relacionados con él y con la situación oncológica extremeña llegaron a las máximas instancias: el Presidente de la Autonomía y el Consejero de Sanidad, ambos activos en las redes sociales. También sé de muy buena tinta que el presidente solicitó información comparativa con la vecina región del Alentejo portugués, pero ni siquiera nos quedaba Portugal para el consuelo de penas.

La evidencia incuestionable y la presión por tanto por vía de las redes sociales como otras más “clásicas” (interpelaciones directas del que suscribe a los responsables durante eventos auspiciados por el Servicio Extremeño de Salud (SES)) llevaron a la determinación de solucionar las deficiencias denunciadas e invertir en nuevos equipos de radioterapia.

El peso específico que el movimiento reivindicativo abierto en twitter tuvo sobre el ánimo de los dirigentes a la hora de adoptar las medidas apropiadas no puedo cuantificarlo, pero desde luego es un hecho que tuvo su importancia, y el final de la historia que paso a relatar lo demuestra.

Como no veíamos materializarse en forma de presupuesto las promesas, nos fuimos poniendo nerviosos. Y no os cuento el nivel de indignación cuando llegaron a nuestros oídos noticias de cancelación de intenciones.

La reacción de enfado y frustración en forma de tuits, incluidos algunos directos de @jarilla66 al Consejero de Sanidad, tuvo como resultado una llamada enfurecida a este Facultativo del Director General del SES: durante veinte minutos de reloj me tuvo al teléfono una tarde, alternando frases de mantenimiento del compromiso adquirido con otras ¡atención! de recriminación por el empleo de las redes sociales para difundir noticias. Mi mujer es testigo, porque esa tarde iba ella conduciendo el coche y yo de copiloto aguantando el chaparrón, mientras recogíamos a los niños de las actividades extraescolares.

Y sí, amigos, la braquiterapia es desde hace un par de meses una realidad en Extremadura y un nuevo acelerador con tecnología del s. XXI será adquirido en los próximos meses.

Las redes sociales tienen poder para influir en nuestro trabajo, nuestros pacientes, nuestra sociedad. No es realidad virtual.La realidad tiene muchas facetas y las redes sociales forman parte de la parte tangible de ella, tanto o más quizá que la radio, la televisión o la prensa.

6 Respuestas a “El poder de las redes sociales en la oncología radioterápica extremeña

  1. Me alegro muchísimo que hayáis tenido suerte con vuestras demandas. Una crisis por muy fuente que sea no debe influir para cosas intocables como es la sanidad.

  2. Magnifico post Joaquín. Internet y las redes sociales no son sólo un elemento de información y comunicación, también son herramientas de aprendizaje y ‘empoderamiento’. Son un altavoz muy potente que puede ayudar, como es el caso, a poner de manifiesto problemas y desigualdades y promover un cambio de actitud. Pacientes y profesionales sanitarios tenemos la obligación moral de ser más proactivos y no esperar a que las instituciones tomen decisiones por nosotros. Hemos de visibilizarnos más, comunicarnos mejor y ser firmes en nuestras convicciones en favor de nuestra verdadera razón de ser: los pacientes. Este es un ejemplo de que se puede. Te felicito por ello. Gracias por compartirlo. Un abrazo!!!

  3. Gracias Joaquín por contar tus vicisitudes.
    Aunque en cuanto al acelerador con tecnología del s. XXI en los próximos meses ya no puedo evitar ser algo escéptico tras haberse paralizado el proceso en varias ocasiones cuando parecía inminente la convocatoria del concurso..
    También me parece conveniente aclarar que de los 6 profesionales que se afirmaba se iban a contratar en la noticia que enlazas del gobierno regional, creo que sólo se han contratado 1 o 2.

  4. Gracias a todos por vuestro apoyo. Creo que las RRSS son tenidas muy encuenta por las instituciones políticasa. Manteniendo siempre una conducta respetuosa pero firme es posible hacer campañas para dar a conocer problemas habitualmente no conocidos ni publicitados.
    Efectivamente Pedro, los planes inciales para contratación de personal se han visto drásticamente reducidos lo que implica que la sección de braquiterapia no pueda prestar, a corto plazo al menos, toda la asistencia oncológica que la dotación tecnológica permitiría. La altura de miras de todos los que han tenido capacidad de decisión en este asunto ha brillado, una vez más, por su ausencia. Respetto al nuevo ALE, no sé qué pensar. Teóricamente los fondos de la UE están ahí y deberían gastarse para el cometido designado. Pero tenemos nueva administración en la junta por lo que todo está abierto. A lo mejor tenemos que iniciar una nueva campaña en las RRSS.

  5. Enhorabuena por los resultados.
    Veo que vamos a tener que tomar nota en Aragón, en particular en el HCU, donde hasta ahora solo hemos hecho unos pinitos de “protesta” en las redes que no han dado resultado.
    Quizás sea ésta la vía más directa en estos momentos para que los políticos se enteren, ya que los escritos y conversaciones con los responsables de los servicios implicados parece que no funcionan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s