Riesgos, tabaco y Po-210

Como soy trabajador expuesto de categoría B, según el último Reglamento de Protección Sanitaria contra Radiaciones Ionizantes, no es obligatorio someterme a un reconocimiento médico anual. El actual reglamento sólo lo hace obligatorio para trabajadores expuestos de categoría A. El anterior obligaba también a los de categoría B. Por eso, hacía ya tiempo que no me hacía un reconocimiento médico completo. Pero este año mi médico de prevención nos insistió en lo recomendable que sería pasar por sus manos para ver el estado de salud general del Servicio de Física y Protección Radiológica. En nuestro Servicio no estamos mal del todo a pesar de que el tiempo no pasa en balde. Mi problema ha sido siempre el colesterol algo alto (240 hace años). De los demás no diré nada… Secreto médico…

Suelo mantenerme en forma, no fumo, no bebo apenas alcohol y sigo unos hábitos saludables generalmente… aunque alguna vez me meta entre pecho y espalda un buen torrezno… Pues bien, ahora tengo el colesterol en 200, en el límite… Pero el HDL, que resulta “favorable” para el organismo, lo tengo muy bajo. Quizá sea genético… Dicen que la manzana y las semillas de Chia suben el HDL. Así que aquí estoy con mi manzana diaria mientras escribo este post… “an apple a day keeps the doctor away”. Menos mal que no fumo, más bien soy de la liga antitabaco… Y hablando del tabaco…

Hace ya demasiado tiempo, en un momento ya casi olvidado de mi preparación autodidacta sobre Radiofísica Hospitalaria, decidí comparar los riesgos derivados del uso de las radiaciones ionizantes con los del tabaco. Ya sabía que el tabaco tiene, entre todos sus malignos agentes, Polonio 210. Según la Asociación Española Contra el Cáncer el humo de la combustión del tabaco está compuesto por unas 4000 sustancias diferentes y 69 de ellas son altamente tóxicas y cancerígenas:

  • Nicotina (responsable de la dependencia física del fumador, incrementa la tensión arterial, la frecuencia cardiaca, la glucemia y el movimiento intestinal. El fumador ingiere entre 1 y 2 mg de nicotina por cigarrillo. En dosis altas (40-60 mg) causa la muerte en pocos minutos debido a un fallo respiratorio)
  • Monóxido de carbono (en los fumadores empedernidos, la capacidad de transporte de oxígeno en la sangre se ve reducida hasta en un 15%.)
  • Alquitrán (Fumar entre 20 y 60 cigarrillos diarios provoca una acumulación anual de alquitrán en los pulmones cercana a los 500 gramos)
  • Gas cianhídrico (reduce la capacidad del organismo para transportar oxígeno.
  • Otro de los gases invisibles, la nitrosamina, daña las células de los tejidos y puede producir tumores malignos)
  • Amonio (acelera la dispersión de la nicotina)
  • Azúcar
  • Cacao (potencia la dilatación de las vías respiratorias)
  • Piridina (Funciona al igual que la nicotina con el fin de potenciar los efectos adictivos de fumar)
  • Chocolate
  • Miel
  • Menta
  • Regaliz
  • Relleno (los cigarrillos contienen minúsculos trozos de hoja de tabaco, pero la mayoría del relleno proviene de los tallos y otros desechos de la hoja)
  • Papel y filtros (retienen parte del alquitrán y del humo antes de que éstos lleguen a los pulmones del fumador. Asimismo, también enfrían el humo y lo hacen más fácilmente inhalable).

Tabaco

Indagando por Internet uno encuentra datos como los siguientes:

El Po-210 es el elemento químico de número atómico 84. Marie Curie lo descubrió en la pecblenda (uraninita), es el penúltimo miembro de las series del decaimiento del radio. Todos los isótopos del polonio son radiactivos y de vida media corta, excepto los tres emisores alfa, producidos artificialmente: Po-208 (2.9 años), Po-209 (100 años) y el natural, Po-210 (138.4 días).

El polonio-210 es el único componente del humo de los cigarros que ha producido cáncer por sí mismo en animales de laboratorio por inhalación. Los tumores aparecen con un nivel de polonio 210 cinco veces más bajo que la dosis de una persona que fuma mucho. Las tasas de cáncer de pulmón entre los hombres no pararon de ascender desde ser raras en 1930 (4/100000 por año) a ser el causante número uno de las muertes por cáncer en 1980 (72/100000).

El polonio-210 contenido en los fertilizantes fosfatados es absorbido por las raíces de plantas (como el tabaco) y almacenado en sus tejidos. Las plantas fertilizadas con fosfatos de roca contienen polonio-210, y la radiación alfa que emite se estima que causa muchas muertes anuales en todo el mundo por cáncer de pulmón. El fosfato de calcio acumula uranio y libera gas radón lentamente. A la vez que el radón se desintegra, sus productos secundarios cargados eléctricamente se unen a partículas de polvo, que se adhieren a los pelos pegajosos del envés de las hojas del tabaco. Esto deja un depósito de polonio radioactivo y plomo en las hojas. Luego, el intenso calor localizado en el extremo ardiente de un cigarrillo volatiliza los metales radioactivos. Mientras que los filtros de cigarrillos pueden atrapar los carcinógenos químicos, no son efectivos contra los vapores radioactivos.

Los pulmones de un fumador crónico acaban teniendo un revestimiento radioactivo en una concentración mucho más alta que la del radón residencial. Fumar dos paquetes de cigarrillos al día imparte una dosis de radiación de partículas alfa de alrededor de 13 mSv por año (se supone que es dosis equivalente en pulmón). Como comparación, la dosis de radiación anual del americano medio por inhalación de radón es de 2 mSv.

Otros artículos dicen que los valores medios de la dosis efectiva anual para los fumadores (un paquete por día) se estiman en 193 y 251 micro Sv de 210 Po y 210 Pb, respectivamente.

El último trabajo que he encontrado dice que la dosis equivalente comprometida promedio a los pulmones en cuba se estima en 466 ± 36 y 780 ± 60 micro Sv/año para los fumadores jóvenes y adultos, respectivamente y la dosis efectiva comprometida anual se calcula en 60 ± 5 y 100 ± 8 micro Sv para estos dos grupos de fumadores, respectivamente.

También es curioso un trabajo griego donde se evalúan las dosis debidas a otros isótopos del tabaco tras el accidente de Chernobyl.

En algún artículo de los primeros años 90 encontré que en España había más de 50000 muertes anuales achacables directamente al consumo de tabaco y que el 38% de los españoles fumaba. Haciendo unos cálculos groseros se obtenía que 35 de cada 10000 fumadores iban a padecer un cáncer mortal a los largo de su vida. Ese dato lo he utilizado muchas veces para hacer la comparativa de recibir 20 mSv al año que supone un riesgo aproximado de unos 8-10 cánceres inducidos por cada 10000 personas (4-5% por Sv).

Esto me llevó ha preparar la siguiente diapositiva para usarla en las charlas que damos a los trabajadores expuestos y poder transmitirles de una forma sencilla qué significa recibir ciertos niveles de radiación y compararlos con el riesgo de fumar:

diapositivaEn muchas ocasiones nos encontramos con trabajadores expuestos muy preocupados por que han recibido una dosis de 0,2 mSv en un año y resulta que fuman dos paquetes al día…

En un artículo reciente de la Vanguardia se dice: “El tabaco es el responsable de 60000 muertes anuales en España y, de ellos, entre 1500 y 3000 son fumadores pasivos, según ha advertido hoy la Sociedad Científica Socidrogalcohol que ha señalado que el tabaquismo es la principal casa de muerte evitable en el mundo y es responsable de una pérdida media aproximada de 10 años de vida. El 23,9% de la población española fuma.  Se relaciona con más de 25 enfermedades y tiene una relación causal con el 30% de todos los cánceres, con enfermedades respiratorias (75% de bronquitis crónica, enfisema y asma) y con enfermedades cardiovasculares (25% de cardiopatía isquémica).” Lo único bueno de este artículo es que nos indica que el porcentaje de fumadores ha bajado sustancialmente en España en los últimos 25 años.

Ahora estamos intentando que mi mujer deje de fumar. Hay sesiones en mi hospital para dejar de fumar con reuniones semanales dirigidas por una psicóloga y un neumólogo. ¿Seremos capaces de convencer a mi mujer para que deje de fumar?
La solución se podrá desvelar en el próximo post y quizá también podré contaros cómo van mis colesteroles tras mi manzana diaria… También prometo hacer más deporte y comer muchos menos torreznos, chorizos… pero alguno caerá…

PD: La publicidad nos ha hecho un flaco favor. Hace años ya vimos fumar a Pinocho y en el cine actual sigue estando en tabaco muy presente.

pinochoSi aún no has reconocido al gusano es que no has mirado bien. Es el propio Tarantino. Esta marca de tabaco, inventada por el director, sale en varias de sus películas: Kill Bill, Abierto hasta el amanecer, Pulp Fiction y Four Rooms.

3 Respuestas a “Riesgos, tabaco y Po-210

  1. Pregunta evidente que surge de inmediato:
    Si el polonio del tabaco procede de los fertilizantes fosfatados, entonces ¿los vegetales destinados a alimentación en los que se use el mismo tipo de fertilizantes tienen niveles similares de polonio?
    Si la respuesta es no ¿cómo se explica?.
    Si la respuesta es sí ¿por qué sólo se habla del que hay en el tabaco? ¿la ingestión de polonio-210 es menos peligrosa que la inhalación?

  2. Excelente tema para plantear el riesgo Pedro.
    La irradiación alfa del Po-210 presente en la hoja del tabaco tiene un efecto multiplicativo con el factor de riesgo cancerígeno químico del tabaco en el pulmón.
    Por supuesto que se usan fertilizantes fosfatados procedentes de terrenos ricos en uranio en una inmensidad de cultivos agrícolas. Pero la mayoría de vegetales aunque puedan contengan polonio (trazas) se ingieren, y no se inhalan como el humo del tabaco. Ademas como bien se indica no es solo por la raíz, sino que también se deposita en el envés de la hoja del tabaco donde se retienen electrostaticamente iones derivados del radón. El cigarrillo hace de concentrador y el órgano diana es el alvéolo pulmonar. Del Po también se vigila su contenido en las aguas minerales.
    Otro aspecto muy interesante es el papel de la industria del tabaco en este asunto y su negativa reiterada a lavar con ácido el tabaco para descontaminarlo. Recomiendo este articulo: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2509609/
    http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21956761

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s